lunes, 27 de abril de 2009

CÉLULAS DEL SISTEMA NERVIOSO

NEURONA:

Unidad básica del sistema nervioso. Es una célula muy especializada que se distingue de una célula normal Por su incapacidad para reproducirse.
A pesar de que existe gran variedad de tipos neuronales (por su tamaño, forma y organización), las células nerviosas comparten una serie de características generales.
Estas células conducen señales a través del axón, una prolongación que se extiende desde el cuerpo de la neurona hacia afuera, y reciben información a través de las dendritas, otras ramas de la célula que se dirigen hacia el soma o cuerpo neuronal. La capacidad del axón para conducir impulsos nerviosos aumenta significativamente por la mielina, capa formada por células especializadas que producen una membrana adiposa que envuelve al axón varias veces, en forma concéntrica. La mielina de estas membranas protege el impulso nervioso de las interferencias del medio, disminuyendo la pérdida de corriente eléctrica y aumentando la velocidad con la que ésta se conduce por la fibra nerviosa. En el sistema nervioso las neuronas se organizan por medio de cúmulos de células en sitios relativamente circunscritos. Esta acumulación de cuerpos neuronales, a diferencia del aspecto que tienen los haces de fibras, constituye la sustancia gris (que en el tejido fresco es más bien rosa grisáceo) y se organiza frecuentemente en núcleos. Las áreas de fibras o tractos nerviosos, particularmente mielinizados, constituyen la sustancia blanca.
a) Partes:
Ø
Pericarión, cuerpo o soma: Contiene al núcleo y demás organelos celulares. De él se derivan las dendritas y axón.
Ø Dendritas: Prolongaciones pequeñas, de aspecto arboriforme, situadas en torno al soma, responsables de la recepción de los estímulos.
Ø Axón o cilindroeje: Prolongación única y alargada. Transmite los impulsos desde el soma hasta otras células. Conecta a las neuronas entre sí (Sinapsis). Al reunirse con cientos o miles de otros axones, forman los nervios. Rodeados por la vaina de mielina, sustancia blanca y grasa que ayuda a aislar y proteger a los axones, y que, además, aumenta la velocidad de la transmisión de los impulsos nerviosos, se forma en las células de Shwann.

b) Clases:
Ø Las neuronas sensoriales o aferentes: Son receptoras, conducen la información o impulso nervioso desde el órgano receptor hasta el sistema nervioso central.
Ø Las motoras o eferentes: Son las emisoras y llevan la respuesta u orden desde el sistema nervioso central hasta los efectores (músculos, glándulas, órganos, etc.)
Ø las interneuronas: Unen a dos o más neuronas.

GLIAS O NEUROGLIAS:

Son células de apoyo que alimentan y protegen a las neuronas. Las microglias, envuelven y destruyen microbios, mientras otras aíslan a los axones y ayudan a que circule el fluido cerebroespinal, que baña los principales órganos de este sistema.Se trata de, al menos, la otra mitad de las células del sistema nervioso. La glía agrupa a por lo menos tres familias principales de células (los astrocitos, la microglia y la oligodendroglia), y es la encargada de "sostener" a las neuronas, no sólo desde el punto de vista espacial, sino también metabólico, endocrino e inmunológico.
La glía también tiene relación con el desarrollo cerebral. Se ha visto que existen células gliales que orientan a los axones en su camino hacia el establecimiento de conexiones a larga distancia. Estas células proveen al axón de sustancias de adhesión celular y de factores tróficos, que le sirven a la terminación nerviosa para aumentar su superficie en direcciones específicas, para así ir avanzando hacia su blanco. Estas señales son críticas para el establecimiento de los circuitos funcionales que organizan más tarde secuencias complejas de reacciones. Si no, ¿cómo podría una neurona localizada en la corteza cerebral saber a qué motoneurona, en la médula espinal, debe conectarse? Aquí estamos hablando de distancias enormes, en relación con el tamaño de la neurona, que se deben recorrer en busca de un blanco preciso. También nos referimos a una programación genética que se encuentra en la base del cableado original del sistema nervioso, de las interconexiones con las que nacemos y que esculpimos a lo largo de la vida en nuestra interacción con el medio. Estos cambios se ubican tanto a nivel de las neuronas como al de la glía. Las células gliales, que no han mostrado aún su complejidad real, se especializan tanto como las neuronas.

LAS CÉLULAS DE SCHWANN:

Las células de Schwann son las células de soporte de las neuronas. Igual que los oligodendrocitos, las células de Schwann envuelven los axones, pero en este caso, una célula sólo envuelve un segmento del axón. Además de formar las vainas de mielina, las células de Schwann también tienen la función de eliminar los desechos de otras células y de guiar el crecimiento de los axones cuando estos se regeneran. Para ello, las células de Schwann se disponen formando una serie de cilindros que sirven de tutores a los axones en regeneración. Si uno de los brotes axonales encuentra un cilindro, crecerá a lo largo del mismo a una velocidad de 3 a 4 mm por día. Las células de Schwann
Las células de Schwann son las células de soporte de las neuronas. Igual que los oligodendrocitos, las células de Schwann envuelven los axones, pero en este caso, una célula sólo envuelve un segmento del axón. Además de formar las vainas de mielina, las células de Schwann también tienen la función de eliminar los desechos de otras células y de guiar el crecimiento de los axones cuando estos se regeneran. Para ello, las células de Schwann se disponen formando una serie de cilindros que sirven de tutores a los axones en regeneración. Si uno de los brotes axonales encuentra un cilindro, crecerá a lo largo del mismo a una velocidad de 3 a 4 mm por día. Las células de Schwann
Las células de Schwann son las células de soporte de las neuronas. Igual que los oligodendrocitos, las células de Schwann envuelven los axones, pero en este caso, una célula sólo envuelve un segmento del axón. Además de formar las vainas de mielina, las células de Schwann también tienen la función de eliminar los desechos de otras células y de guiar el crecimiento de los axones cuando estos se regeneran. Para ello, las células de Schwann se disponen formando una serie de cilindros que sirven de tutores a los axones en regeneración. Si uno de los brotes axonales encuentra un cilindro, crecerá a lo largo del mismo a una velocidad de 3 a 4 mm por día.

3 comentarios:

  1. Muy bien desarrollado el tema de celulas nerviosas..
    Ya pueden pasar a la fisiologia y bioquimica del sistema utilizando videos,imagenes preguntas y lecturas...

    ResponderEliminar
  2. Escribiste lo de las celulas de Schwann tres veces seguidas. Lo demas genial

    ResponderEliminar